Sergio Berensztein analizó la campaña proselitista a pocos días de las Paso. Destacó el bajo nivel de la discusión entre las distintas fuerzas . También la apatía de la gente. El analista político Sergio Berenzstein, se refirió en una entrevista con EL LIBERAL a una semana de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) a lo que se espera para estos últimos días de campaña electoral, a los sucesos de esta última semana y a los temores de todo el arco político ante la posibilidad de una baja participación de la gente. El politólogo subrayó además el bajo nivel que demostró en esta campaña electoral el debate político y puntualmente se refirió a los episodios de la semana pasada generados por la ministra de Seguridad Sabina Frederic que comparó la inseguridad en el país con la de Suiza o los dichos de la precandidata Victoria Tolosa Paz sobre el disfrute sexual en el peronismo. A una semana de las Paso ¿cuáles serán los mayores esfuerzos por captar votos de los candidatos del oficialismo y de la oposición? Creo que las campañas están en una dinámica que no pueden cambiar ahora. Si hay cambios se van a dar después de las Paso. No veo a ninguna de las campañas más importantes revisando métodos sino haciendo más de lo mismo. Creo que estamos ante una situación donde, a lo sumo, vamos a ver más intensidad con los mismos parámetros que vimos hasta ahora. Tanto desde el oficialismo como desde la oposición. No veo rectificación. Lo que hicieron hasta ahora van a seguir haciéndolo, ya están jugados no veo muchos cambios.
Esta semana el tema de la foto presidencial quedó eclipsado por otros como las frase de Sabrina Frederic por la inseguridad y las de Tolosa Paz por el "garche" peronista, ¿Este tipo de expresiones qué finalidad tienen? La conversación pública, el uso de groserías y demás pone de manifiesto el deterioro de la calidad del debate y de la clase política, en una campaña en la que esto se exhibe con mayor nitidez. Se ha perdido cultura cívica, ha perdido nivel. Nuestra clase política ha mostrado en la práctica que es mala, el país está cada vez peor. El problema no es la utilización solamente de un lenguaje soez, casi tumbero. El problema es que las decisiones públicas más importantes como las decisiones presupuestarias, de política exterior, estratégicas, también se toman con esta mapa cognitivo. Por lo tanto, no hay que preocuparse solamente porque en la campaña se habla de estas cosas y de este modo. Hay que preocuparse porque esta gente, después ocupa los lugares más importantes en la toma de decisiones del país. No creo que lo que ha pasado esta semana haya sido algo diseñado, sino que es expresión de algo espontáneo. ¿Cómo crees que influye la aparición del ex presidente Macri en la escena? Los ex presidentes en la Argentina no dejan la carrera política, quieren volver, siempre. Siempre está la intención. No se retiran, excepto De la Rúa. Pero hasta Duhalde quiso volver. También Menem. Alfonsín no pudo, pero fue candidato a senador. Rodríguez Saá fue candidato varias veces después de haber estado solamente dos semanas en el poder. Macri tiene el título del libro (Primer Tiempo) lo pone de manifiesto así, que de alguna forma este es su reingreso. No es candidato, pero en Córdoba reconoció que le habían ofrecido ser candidato eventualmente para senador. Creo que en algunos distritos tiene importancia porque hay una interna muy profunda entre Luis Juez y Mario Negri. A nivel nacional, al gobierno le facilita bastante las cosas porque han puesto en Macri la mira y de ese modo buscan profundizar la grieta. Macri tiene una imagen negativa alta, parecida a la de Cristina Kirchner pero, a nivel agregado, no creo que haga mucho la diferencia. Porque así como aparece Macri, es cierto que ahora Cristina está desaparecida, pero es vicepresidenta y es un factor de polarización hacia el otro lado, así que me parece que ambas cosas, de alguna forma, se cancelan mutuamente, no creo que tenga un impacto negativo para la oposición, la aparición de Macri, El radicalismo ganó en Corrientes el domingo pasado, ¿cuán importante es para la próxima elección? Los equilibrios políticos provinciales no pueden extrapolarse o nacionalizarse en forma automática. En todo caso lo que pone de manifiesto lo de Corrientes es que hay un radicalismo que en algunas provincias, en coalición con otras fuerzas, gestiona bien, tiene apoyo. Lo vimos con Morales en Jujuy, en Mendoza con Cornejo y ahora con Suárez, que seguramente va a hacer una buena elección. Es un fenómeno importante pero no generalizable. De hecho, no son muchas las provincias donde eso ocurra. El radicalismo se ha aferrado a este triunfo como para mostrar que tiene vocación de regresar a tener más protagonismo dentro de la coalición a nivel nacional. Martín Lousteau viene trabajando para eso, Facundo Manes se lanza y genero algo de competitividad con un candidato propio en la provincia de Buenos Aires que siempre fue un distrito importante para el radicalismo y dejo de serlo desde la muerte de Raúl Alfonsín. Desde entonces no hubo un líder importante, un sucesor en la provincia. Hay un radicalismo que pretende volver a tener incidencia a nivel nacional. Había provincias radicales como Rio Negro, Chubut, Chaco, en su momento Santiago, pero el radicalismo no pudo retener esas provincias por distintos motivos. Es un triunfo muy importante el de Valdez, también es cierto que el peronismo puso un mal candidato porque Ríos es demasiado kirchnerista. El mejor candidato era "Camau" Espínola ,pero va a ser candidato a senador. De hecho creo que va a ser diferente la elección del domingo y la de noviembre en Corrientes justamente por eso, por la popularidad relativa de Camau contra la de Ríos. Pero, esas realidades provinciales no se pueden generalizar. ¿Qué tema estima que van a dominar esta semana próxima, la última pre- Paso, el escenario político? Lo más interesante en esta última semana, no creo que haya temas nuevos, pero el tema de la participación, de cuánta gente va a ir a votar eso va a ser importante un tema relevante. Hay preocupación en todo el arco político por el nivel de abstinencia, de ausentismo, diferentes conceptos para entender lo que puede pasar. Hay voto bronca, una cuestión vinculada al Covid, hay miedo, hay desinterés, obviamente se percibe que hay una situación novedosa en ese sentido. No está claro cuál es el motivo ni para qué lado va a salir quien gane y quien pierda con ello. Pero este tema va a estar presente. El otro tema es que hay candidatos que no van a tener fiscalización entonces se escuchan reclamos por la famosa boleta única de papel como mecanismo para minimizar en todo caso los costos de fiscalización que existen hoy. “El voto joven está sobredimensionado, no creo que ponga en duda el formato bipartidario” El politólogo se refirió también a cuál estima que será la incidencia que tendrá el voto de los jóvenes en estas elecciones, ante lo cual señaló que su influencia está "sobredimensionada" y señaló que su impronta electoral no va a llegar a poner en duda la hegemonía de determinados partidos en los distritos que dominan. "El voto joven está sobredimensionado, en algunos distritos de Capital parte de provincia de Buenos Aires, hay una inclinación de jóvenes rebeldes no hacia la izquierda, sino hacia el centro derecha, el voto libertario", indicó el analista. No obstante, subrayó que "no es un fenómeno de mayorías sino de minorías intensas". En este punto, destacó que "puede haber algún ruido con eso, sobre todo en la ciudad de Buenos Aires, pero tampoco creo que ponga en duda ni la hegemonía de Cambiemos en la ciudad ni el formato bipartidario". Puntualizó que en ese distrito, "Cambiemos se encamina a un 80% del voto en la ciudad entre las dos coaliciones dominantes". “No es la primera vez que CFK huele despelote y toma distancia para no quedar pegada” Para el analista político, la poca exposición pública de la vicepresidenta Cristina Kirchner en esta campaña admite varias interpretaciones. Berenzstein indicó que "hay una polémica al respecto. Unos dicen que ella no quiere poner su prestigio, su liderazgo en un contexto donde la campaña está mal conducida. Hay tanta descoordinación, problemas de gerenciamiento, falta de foco, un lenguaje muy singular, entonces ella no quiere eso". Agregó que "cada vez que hay líos ella se borra, pasó con la tragedia de Once, con el caso Blumberg, no es la primera vez que huele despelote y toma distancia para no quedar, en todo caso, pegada . La elección como está en la provincia de Buenos Aires, hoy los números podrá ganar o perder por algunos puntos pero va a ser muy diferente a las grandes jornadas kirchneristas y ante eso, es natural que quiera tomar distancia". Escuche el audio completo AQUÍ.