El Gobierno mira el día después


 

El mejor escenario para el gobierno es cerrar la brecha del 12 de septiembre. Es decir, lo que algunos llaman ganar perdiendo, asumen la derrota. Creen que es imposible revertir la situación Ahora cómo mejorar parcialmente y frente a eso están focalizando en como en rearmar un esquema de poder que le permita ir resolviendo los temas más urgentes. Aquí empiezan las visiones distintas .

Para algunos, esto implica un giro hacia la moderación, hacia el pragmatismo, un mayor rol de gobernadores,de Intendentes, de la CGT,¿una reinvención del liderazgo del presidente Fernández?¿ Será eso posible? ¿Volverá el Alberto original, el que prometió un gobierno moderado y se diluyó justamente por la presión de los sectores más duros?. Y para otros es una cosa más mixta, de un giro moderado pero híbrido con todavía componentes importantes del kirchnerismo ,de alguna manera, generando lo que estamos viendo.

Por ejemplo, estos días, luego de una foto con Biden llegó una foto con Correa y con Morales .Una de cal y otra de arena. La gran pregunta acá es como hace el Gobierno, con una derrota electoral, para encarar los dos últimos años de gestión con un esquema administrativo y político que le permita asegurar gobernabilidad. Muchos creen que éste será el principal desafío a partir de la noche del 14. Otros esperamos que el gobierno abra un poco la agenda y tengo una mirada un poquito más amplia incluso para encontrar un camino de cooperación con las fuerzas de oposición, que serán mayoritarias en la Cámara de Diputados y van a cerrar la brecha en el Senado

Respecto a lo que sucederá con figuras como Schiaretti, aquí hay dos dimensiones:l la de lo que se llama el poroteo de la política. Una analiza el gabinete del presidente Fernández y son muy escasos los ministros ,secretarios de Estado que vienen del interior. Es un gabinete muy porteño, muy bonaerense. Entonces hay posibilidades de compartir el poder, compartir algunas oficinas con recursos y de ese modo abrir en la coalición, efectivamente, incorporando gobernadores.

Después está la dimensión que yo creo que es más importante para la opinión pública, que es la simbólica. Es la dimensión donde el gobierno tiene que mostrarse más moderado y con actores que mantengan una inserción territorial que el Frente de Todos.Yo creo que Córdoba por su importancia, por, ser una de las dos provincias más relevantes junto a Santa Fe y Buenos Aires , tiene un rol peculiar. Allí hay tres gobernadores que van a perder las elecciones, Kicillof, Perotti y Schiaretti pero el gobernador de Córdoba tiene la ventaja de haberse mantenido en una situación de ambiguedad. Con este discurso más crítico de ahora tal vez puede liderar un conjunto de gobernadores que seguramente van a tener mucho más participación en el debate público a partir del 14 de noviembre a la noche.


Fuente: https://www.cadena3.com/noticia/cuadro-de-situacion/el-gobierno-mira-el-dia-despues_309228
Twitter: https://twitter.com/berensztein_/status/1456454289501663232?s=20