«Uruguay y Lacalle Pou son la gema a nivel regional»

24 de julio de 2020

Sergio Berensztein destaca posicionamiento de Lacalle Pou en la región y fortalecimiento de Alberto Fernández.

Cristina Kirchner está más preocupada por sus causas judiciales que por reformas anticapitalistas, en tanto la figura del presidente Alberto Fernández se ha fortalecido durante la pandemia del coronavirus, dijo en diálogo con El País el analista político argentino Sergio Berensztein. Con respecto a Luis Lacalle Pou, señaló que el mandatario está surgiendo como uno de los presidentes más fuertes de la región, con una “retórica pulida, muy precisa para el momento actual y sin definiciones grandilocuentes, todo lo contrario, con humildad”.

Organizada por Corredor de Bolsa SURA, Berensztein expuso el miércoles en la conferencia virtual “Argentina: Actualidad y Crisis”.

Berensztein es doctor en Ciencia Política por la University of North Carolina y licenciado en Historia por la Universidad de Buenos Aires. Es presidente de una consultora de análisis político y estratégico y autor de los libros Después de la globalización (El Ateneo, 2020, por aparecer) y ¿Somos todos peronistas? (El Ateneo, 2019). Además se desempeña como columnista político en el diario La Nación, el canal de noticias TN, el sitio TN.com.ar y en radio Cadena 3.

-Usted dijo en la conferencia de SURA que Argentina está pasando por una coyuntura crítica, y que la crisis generada por la pandemia del COVID-19 es más compleja que la de 2001. ¿Qué la hace diferente?

-Llevamos siete décadas largas de reversión del desarrollo. Vamos a entrar al último trimestre de este año con un 50% de pobreza, con una caída increíble de los ingresos en los sectores medios, destrucción de empresas a una velocidad sin precedente. Es una situación alarmante desde el punto de vista económico y social. Pero, curiosamente, Argentina está mostrando un sistema político que tiene características singulares, con diálogos entre el gobierno y la oposición. Son dos coaliciones heterogéneas, muy diversas internamente y entre sí, que en conjunto tienen más del 90% del electorado. Esto, curiosamente, también es una diferencia con respecto a la crisis de comienzo de siglo, donde se había fragmentado mucho el sistema político, con hasta tres candidatos por cada una de las fuerzas.

-¿Se puede decir que la pandemia “achicó” grieta política en Argentina?

-Políticamente estamos un poquito mejor, pero económica y socialmente estamos bastante peor.

-En estas semanas han surgido diferencias entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner. ¿En qué medida esas diferencias pueden complicar la marcha del gobierno?

-La figura de Cristina genera un problema de credibilidad global. La gente le tiene miedo por lo que pasó durante su gobierno, por sus afinidades ideológicas, por sus vínculos por ejemplo con Irán, Venezuela y Cuba. Ahora Cristina está mucho más preocupada por sus causas judiciales que por desplegar una agenda particularmente dura en materia de reformas económicas anticapitalistas. De hecho ella quiere un acuerdo sobre la deuda, porque entiende que de lo contrario la recuperación de la economía argentina se complicaría aún más, y podría afectar los planes electorales de su frente el año próximo. En perspectiva, veo dos elementos. Por un lado, la heterogeneidad de la coalición está generando dudas entre los inversores, y en particular ahí la figura de Cristina es un elemento importante. Por otro, en el contexto de la pandemia, la figura del presidente Fernández se fortalece, y esto fue en parte lo que disparó esta especie de reacción en el kirchnerismo de una agenda más dura. Porque temían ellos, tal vez en forma exagerada, ven que podía estar en riesgo el liderazgo de Cristina. Mi impresión es que lo hicieron para luego ceder en los aspectos más económicos, regulatorios, etc. y quedarse con la reforma judicial y política, los aspectos que mejoran su situación procesal.

-En la conferencia de SURA usted dijo que Lacalle Pou está surgiendo como un presidente fuerte en la región.

-Fortaleza es un término relativo, no absoluto. Uno es fuerte en relación a los demás. Uno ve al presidente chileno Sebastián Piñera muy desgastado desde las movilizaciones de octubre. Brasil como Argentina viven situaciones muy conflictivas, y además están en pugna entre sí. Y el presidente Iván Duque, que también podría tener algún rol, está complicado por la marcha del proceso de paz en Colombia. Entonces surge Uruguay, una vez más, como la gema de la región. Y las características personales del presidente Lacalle Pou me parece que acá suman. En el raid mediático en Argentina de la semana pasada demostró una retórica pulida, muy precisa para el momento actual y sin definiciones grandilocuentes, todo lo contrario, con humildad. No hay muchos presidentes en este momento con la capacidad de plantear algunos valores de forma tan concreta y adecuada. Por ejemplo, el poder énfasis o ponderar mucho la libertad individual y la responsabilidad individual. Al mismo tiempo alabar a la sociedad civil de su país, por ejemplo cuando dijo que la propia cámara de turismo pedía en Semana Santa que la gente no viaje, demostrando que el liderazgo no es de arriba para abajo, sino de abajo para arriba. Esto lo diferencia.

En opinión de Berensztein, Alberto Fernández “es un presidente que se siente muy seguro” a la hora del debate. “Cree que puede ganar en los debates y mantenerse en un marco de ambigüedad, de contradicciones acotadas y satisfacer a múltiples sectores electorales, de los más radicalizados a los más moderados. Por ejemplo, en el caso de Venezuela dice ‘yo estoy muy preocupado por los derechos humanos, pero no condenamos a Maduro’, ‘estamos en el grupo de Lima pero no nos vamos’. Siempre tiene algo de verosimilitud lo que él dice, y al mismo tiempo garantiza que nadie diga que este es un gobierno que no lo representa del todo. Se mueve en un margen de afinidades parciales, sabiendo que necesita ganar tiempo para resolver las cuestiones las estructurales sin que se le desgaste la coalición”, sostuvo.

Fuente: https://www.elpais.com.uy/mundo/hoy-cristina-kirchner-preocupada-causas-reformas-anticapitalistas.html

Notas más leídas

Sergio Berensztein dialogó con el equipo de Cada Mañana al respecto de la sugerencia de Donald Trump de aplazar las elecciones presidenciales y la polémica…

31 de julio de 2020
“Falopa es la política argentina, no Mario Ishii solamente”

Traidores y enemigos: gracias a las escandalosas declaraciones de los exjueces federales Oyarbide y Canicoba Corral nadie puede dudar de la imperiosa necesidad de reformar profundamente la Justicia. Si bien fueron…

La tenaz decadencia de la Argentina y su política falopa

En su editorial de Cada Mañana, el periodista convocó a Sergio Berensztein para analizar la reforma judicial que el Gobierno mandará al Congreso. “Ojalá estuviésemos…

29 de julio de 2020
“El motivo central del proyecto de reforma judicial es la impunidad”

El Covid-19 está causando una contracción profunda y sincronizada en la economía global. En la Argentina, las consecuencias económicas y sociales son mucho peores. Prácticamente…

27 de julio de 2020
Planificar la pospandemia: lecciones desde el otro lado del Atlántico