Recomendados
Be On the go – Episodio 39 (noviembre 21, 2017 12:44 pm)
Lo viejo y lo nuevo (noviembre 19, 2017 1:48 pm)
BygjnyGz-_930x525

La dura pelea por el 10% del voto indeciso.

5 agosto, 2017
Comentarios cerrados.
757 Vistas

Oficialismo y oposición apuntan a quienes aún no definieron qué boleta pondrán en la urna la semana próxima.

A una semana de las elecciones, uno de cada diez argentinos aún no decidió a quién va a votar. Ese es el principal campo de batalla de los próximos siete días, donde Vidal y Cristina intentarán quebrar los números de una votación que hoy parece cercana a un empate.

El número varía ligeramente según el encuestador, según el candidato consultado. Va de un rango de entre 8 y 12 por ciento. Un 10% promedio. Con picos de más del 15% en algunas provincias.

“Es el grupo definitorio”, dicen en La Plata quienes manejan la campaña de Cambiemos. Y lanzaron este fin de semana spots apuntando a ese electorado. Lo mismo hizo Cristina Kirchner ayer.

A nosotros nos da un 8% de indecisos en la provincia de Buenos Aires”, señala Mariel Fornoni, de Managment &.; Fit. “Pero en algunas provincias se dispara por arriba del 15%,como en Córdoba. Esto tiene que ver con el bajo nivel de conocimiento que tienen muchos candidatos, con que hay una alta indefinición. Candidatos que van por un partido y terminan en otro, como pasó con los de Cambiemos en Santa Fe, por ejemplo. Hay una confusión muy grande. Y a eso se suma que el interés en las elecciones también es bajo, porque la gente siente que en esta vuelta no se termina de decidir nada, porque en la mayoría de los casos no hay internas, sino listas únicas”.

Entre 11 y 12% de indecisos a esta altura del partido es un número razonable, pero no tenemos encuesta de hoy”, dicen en el gobierno bonaerense. En el sondeo anterior, de hace tres semanas, registraban un 17% de gente que aún no sabía por quién votaría el domingo próximo.

“Son números muy parecidos a los nuestros -señalan en el equipo de campaña de Cristina Kirchner-. El 10% de la gente aún no decidió a quién va a votar, recién lo definirá en los últimos 4 o 5 días”.

En un relevamiento de Berensztein-D’Alessio IROL señalaron ayer que medían un “10% de totalmente indecisos” y un 19% de “parcialmente de indecisos”. Esos votos, añadieron, “pueden inclinar la balanza hacia uno u otro lado”. Agregan un dato etario interesante: “4 de cada 10 jóvenes no tienen aún definido en firme a quién votarán”. Y otro de origen político: “Aquellos que votaron a Massa en la primera vuelta del 2015 son quienes expresan más interrogantes (49% no está plenamente definido)”, dicen.

“El porcentaje de indecisos que hay en este momento es normal -señala Sergio Massa, precisamente-. Es gente que decide en la última semana de campaña. E incluso entre 4 y 5 por ciento llega al último día sin saber por quién votar, muchos lo deciden en el mismo cuarto oscuro”.

Massa dice que para ganar a ese segmento, él les hablará “del bolsillo y de su tranquilidad, de la economía y la seguridad”.Cree que podrá hacer una diferencia ahí porque, añade, “Cristina no puede hablar de seguridad y el Gobierno no puede hablar de economía”. “Ella tiene de abogado a Eugenio Zaffaroni, el padre de los sacapresos. Y cuando caminás por al Gran Buenos Aires ves que la economía está muerta, que no existen esos datos de reactivación de los que habla el Gobierno. Nosotros no nos vamos a mover de esos dos ejes”, añade.

Algo parecido plantean en el equipo de campaña de Florencio Randazzo. “La nuestra es una propuesta basada en cosas concretas, en mostrar los valores que no pueden mostrar el resto de los candidatos”. Se refieren, claro, al uso central de la palabra “cumplir” en sus spots. Pero en esta semana buscarán ampliar el objetivo, incluyendo otras ideas.

La campaña bonaerense de Cambiemos estrenará este fin de semana nuevos avisos buscando precisamente captar a los indecisos. En ellos, la propia María Eugenia Vidal pedirá a la gente que voten a sus candidatos.

“En todas las elecciones cerradas como esta el rol de los indecisos es clave -señalan en La Plata-. Y está claro que el discurso se dirigirá a ellos. ¿Qué les vamos a decir? Primero es renovarles la esperanza, acompañar, mostrar un gobierno cercano, muy consciente de la realidad del país. Mostrar también cuáles son los sectores a los cuales el cambio no le llegó aún. Estar cerca de aquellos que no están bien”. Está claro, quieren romper el cerco de la idea que impulsa el kirchnerismo de “gobierno de ricos”.

“El discurso tiene que ser lo más equilibrado posible -continúan los hombres que conducen la campaña oficialista en la provincia-. Para que no parezca que no conocemos la realidad, y no mostrarnos tampoco exitistas. Hay que hablar de las buenas cosas que se hicieron en este año y medio. Demostrar los logros de la gestión, que son un montón. Pero también destacar la ayuda a los que no la están pasando bien”.

-¿Cómo muestran esa “cercanía” con los que no “la están pasando bien”?, fue la pregunta entonces. “Con María Eugenia Vidal diciéndolo, no hay otra manera, mostramos en los spots lo que hicimos, que no perdemos identidad. Y en los medios de comunicación, en los programas de TV y radio, en los diarios, una alta presencia de los candidatos que están reconociendo los sectores a los que no llegó la mejoría, como a algunos sectores del GBA, a los textiles, por ejemplo”.

Cristina Kirchner, en tanto, estrenó ayer nuevos spots. También hay un giro en su discurso. De ser la candidata que escuchaba a la gente, como se mostró hasta ahora, que hablaba poco, giró hacia un modo más directo. Con un aviso titulado “36 segundos no alcanzan para describir tanto dolor”, la ex presidenta se dirige al votante en forma personal. Y apela a aquellos que no la apoyan de forma directa, a los indecisos, buscando ser el canal de expresión de los desencantados. “Si querés decirle un mensaje al Gobierno, tenés la oportunidad de decir basta y que así no se puede seguir. Para frenar el ajuste, tu voz es tu voto”, dice en el spot la ex presidenta.

¿Qué estrategia específica armaron para encarar a esos votantes aún indecisos?, preguntó Clarín a uno de los hombres que maneja la campaña del kirchnerismo. “Trabajamos mucho con mesas en la calle y en el casa por casa -respondió-. Y también con el contacto a través de redes sociales, que hemos organizado en los últimos meses y ya tenemos muy aceitado. Lo que le planteamos a esa gente es que queremos ser la nueva mayoría de la Argentina, que para eso precisamos su voto”.

En el kirchnerismo aseguran que las últimas encuestas les dan 3 o 4 puntos por arriba de Cambiemos. En el oficialismo, en cambio aseguran que hace una semana la diferencia era “de dos o tres puntos”, pero que “nosotros seguimos creciendo, Cristina está estancada y ya nos acercamos”. Con esos datos, claro, ambos coinciden en que es una elección muy, muy reñida.

Por eso es que ambos sectores tienen en cuenta el peso de los que no vayan finalmente a votar. Uno de cada 10 consultados duda si concurrirá a las urnas, dice el estudio de Berensztein. “En la última elección de Chaco votó el 65% -señala Fornoni-. Es un imponderable que puede mover a último momento los guarismos”. Y, añaden los analistas, ese grupo, los que al final no vayan a votar, está englobado hoy entre los indecisos. Otra razón más para poner el foco en ese 10%.

 

Fuente: https://www.clarin.com/politica/dura-pelea-10-voto-indeciso_0_HkXR-9Gvb.html

Imagen: David Fernández

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone