Hernán Lacunza llega al Gobierno en su hora más crítica

19 de agosto de 2019

Convocado de urgencia tras la renuncia de Dujovne deberá contener la presión electoralista de Macri, que parece dispuesto a lo que sea para seguir en carrera por la reelección.

Las crisis políticas devoran funcionarios, producen cambios de rumbo, obligan a decisiones extraordinarias. Hace una semana el sistema político vivió un terremoto inesperado que modificó el balance de poder, desdibujó el calendario electoral y generó una aceleración de los tiempos para los principales actores económicos y sociales. Una simple elección primaria que parecía casi irrelevante se convirtió de pronto en un hecho político de enorme envergadura y con múltiples consecuencias.

Por un lado, quedó debilitada la autoridad presidencial por los 15 puntos separan a Mauricio Macri de Alberto Fernández. Por otro, la economía quedó en el centro de la polémica por el impacto electoral del duro ajuste fiscal y monetario implementado en el contexto del acuerdo con el FMI. Por eso quedó tan debilitada la figura de Nicolás Dujovne, factótum y garante de esas medidas, que tras su renuncia fue reemplazado por Hernán Lacunza.

Finalmente esta semana el peso volvió a caer otro 23%, aumentó el riesgo país y se paralizó la actividad económica a pesar (o como resultado) de un paquete de medidas económicas conceptual e ideológicamente contradictorias a lo que el Presidente y su gobierno habían defendido antes y durante toda su gestión.

Por eso la salida de Dujovne resultaba impostergable. Si la autoridad de Macri había quedado cuestionada luego de (y por) la contundente derrota electoral, la suya lucía totalmente diluida. Luego de insistir con su renuncia, el Presidente comprendió que una cara nueva podía oxigenar mínimamentea su alicaído gabinete y contribuir a descomprimir la difícil situación.

Sus dos socios políticos más importantes no sólo coincidían con ese diagnóstico, sino que habían acordado entre sí quién debía ser el reemplazante. En efecto, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta fueron fundamentales en promover la figura de Lacunza como eventual reemplazante de Dujovne. Ambos lo habían conocido a partir del 2011, cuando el ahora flamante ministro de Hacienda se incorporó al Banco Ciudad. Vidal luego le confió a partir del 2015 la más que difícil tarea de manejar las finanzas de la Provincia.

De gran solvencia teórica y experiencia empírica, conocido por su cordialidad y temperamento calmo y afable, Lacunza entiende mucho de política y aparece en principio como una figura ideal para esta coyuntura tan compleja. Tendrá que calmar a los mercados y asegurar que continúan los desembolsos acordados con el FMI, a pesar del relajamiento de las pautas originalmente pautadas de déficit fiscal y emisión cero.

Asimismo deberá contener la pulsión electoralista de Macri y sus estrategas de campaña quienes, ante la desesperación de una virtual derrota, parecen dispuestos a ser lo que sea para mantener una pequeña luz de esperanza de cara a las elecciones generales del próximo 27 de octubre. Finalmente, y esto es tal vez lo más importante, deberá coordinar con los referentes económicos de Fernández algunos criterios mínimos para navegar esta larga transición. Tiene la cintura política, el compromiso y la templanza para lograr estos objetivos, pero no la tiene nada fácil. Por su bien, pero sobre todo por el del país, ojalá tenga muchísima suerte. La habrá de necesitar.

Fuente: https://tn.com.ar/opinion/hernan-lacunza-llega-al-gobierno-en-su-hora-mas-critica_987383

Notas más leídas

Macri intentó eliminarlas, después las elevó a “las elecciones más importantes de los últimos 30 años” y ahora, nuevamente, se minimizan y equiparan a la…

31 de agosto de 2019
La culpa no es de las PASO
Featured Video Play Icon

30 de agosto de 2019. Columna de Sergio Berensztein en "Vuelo de regreso" por FM Milenium.

30 de agosto de 2019
La racionalidad de las conductas egoístas en un contexto de emergencia

En un contexto grave, es necesario que haya diálogo genuino y conducente entre los principales actores políticos.   Los argentinos podemos dar fe de que…

Prudencia y moderación para alejarnos del abismo
Featured Video Play Icon

27 de agosto de 2019. Columna editorial de Sergio Berensztein en Cadena 3.

27 de agosto de 2019
Bolsonaro vs. Macron: sobre llovido, mojado