Crece la aprobación de la gestión de gobierno de Macri en la provincia de Buenos Aires

29 de julio de 2019

En julio, se observa una mejora de 6 puntos porcentuales: el 35% de los bonaerenses aprueba lo realizado hasta el momento por el gobierno nacional, mientras que el 63% lo evalúa negativamente.

A dos semanas de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), la situación en la provincia de Buenos Aires comienza a emparejarse paulatinamente, aunque sigue presentándose una situación compleja ya que la diferencia entre los principales contendientes, la gobernadora Vidal, por Juntos por el Cambio y el exministro kirchnerista Axel Kicillof, del Frente de Todos, es acotada.

Según el monitor del Humor Social y Político para la provincia de Buenos Aires, que realizamos mensualmente en forma conjunta con D’Alessio Irol, en julio se observa una mejora de 6 puntos porcentuales en la imagen de la gestión del gobierno nacional: el 35% de los bonaerenses aprueba lo realizado hasta el momento por el gobierno de Mauricio Macri, mientras que el 63% lo evalúa negativamente. En este incremento mucho tiene que ver la aprobación entre oficialistas, que alcanza su valor más alto de los últimos 15 meses: 66% de los que eligieron a Macri en el balotaje en 2015 piensan que la gestión es muy buena y buena contra el 35% que se encuentra desencantado.

En cambio, el gobierno no consigue revertir la opinión de quienes votaron por Scioli, entre quienes la disconformidad se sostiene: para el 94% la gestión es mala o muy mala. (Datos de la medición de julio de 2019 realizada en forma online a 398 encuestados, mayores de 18 años, con residencia en la provincia de Buenos Aires)

Respecto de la situación económica del país, la visión predominante indica que la economía ha empeorado en el último año para 7 de cada 10 bonaerenses. Pero continúa la tendencia descendente de los cuestionamientos sobre el presente económico, iniciada hace tres meses, alcanzando el valor más bajo desde mayo de 2018. La percepción sobre la economía continúa mejorando gracias a una mayor conformidad con la situación actual del electorado de Cambiemos, quienes se dividen al evaluar el presente económico y, también, luego de 15 meses las opiniones positivas al comparar el presente con el pasado son las que prevalecen por sobre las negativas. Por el contrario, se sostiene la crítica para 9 de cada 10 votantes de la oposición.

Al preguntarles acerca de cuáles son sus expectativas para el 2020, el optimismo, sostenido por la mitad de los bonaerenses, es superior al pesimismo: así el 50% cree que la situación económica estará mejor dentro de un año en tanto que el 39% opina que estará peor. Estos valores son récord desde el inicio de nuestra serie, en marzo de 2018, y por tercer mes consecutivo la posición optimista es la que prevalece. Entre los votantes de la coalición gobernante en el ballotage en 2015, este porcentaje se acrecienta al 78%, el más alto desde abril de 2018. Por el otro lado de la grieta, quienes optaron por el Frente para la Victoria, mantienen su visión poco alentadora: 60% piensa que estará peor dentro de un año, y si bien son mayoritariamente pesimistas, cerca de un cuarto presenta expectativas favorables hacia el futuro y un 16% prefiere no contestar.

Los temas económicos, con inflación (86%) e incertidumbre acerca del rumbo que tomará la economía (64%) como principales tópicos, son los que más preocupan en Buenos Aires. Sin embargo, se suaviza su intensidad en julio. La inseguridad (61%) se mantiene como el segundo problema de peso. Sostienen los reclamos de justicia por los hechos de corrupción del kirchnerismo (37%), existe temor a perder el trabajo (34%) y esperan una distribución de subsidios más razonable (32%). Los opositores hacen mayor énfasis en los problemas económicos. El segmento oficialista se muestra más preocupado por la inseguridad y por temas de tinte político como la corrupción del kirchnerismo, la entrega de subsidios, los piquetes y las elecciones de octubre.

Las principales figuras de Juntos por el Cambio mejoran su imagen en julio, y la gobernadora María Eugenia Vidal sigue liderando en ranking en la provincia con una imagen positiva de 49% y una negativa de 48%, lo que la convierte en la única con balance positivo de imagen. Un escalón debajo, la sigue Martín Lousteau, con 44% y Horacio Rodríguez Larreta, con 43%. Entre los candidatos de la oposición, se destacan Axel Kicillof, también con 43%, Alberto Fernández con 42%, ambos con una leve merma en el último mes, y Roberto Lavagna, con 41%, mostrando un ascenso de 4 puntos porcentuales.

También crece la imagen positiva del presidente Macri, pasando de 37% al 40% en esta medición. En cuanto a la candidata a la vicepresidencia por el Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner, pierde aprobación en julio, cayendo 4 puntos porcentuales: su imagen positiva es de 36% en tanto que la negativa 60%. Dos puntos por debajo de la expresidenta se ubica Miguel Ángel Pichetto, compañero de fórmula de Macri de Juntos por el Cambio. Espert, Urtubey y Massa no consiguen mejorar su imagen, ubicándose lejos de los otros candidatos. Si analizamos la imagen positiva según el voto en el balotaje en 2015, el 85% del electorado de Cambiemos prefiere a Vidal sobre el resto. En segundo lugar, ubican a Macri con 75% y a Rodríguez Larreta, 73%. Los votantes de la oposición destacan a Kicillof con 78% y a Fernández, con 75%, por encima de Cristina, que igual obtiene una alta valoración: 67%. Lavagna puede convencer a ambos segmentos, aunque más a los que se inclinaron por el Frente para la Victoria en 2015 (46%) que los que lo hicieron por Cambiemos (36%). Mientras que Espert y Urtubey son más aceptados por oficialistas, con 28% y 39%, respectivamente.

Históricamente, la elección en la provincia de Buenos Aires concentra la atención no sólo de los bonaerenses sino de toda la Argentina por la magnitud y la importancia política y simbólica que tiene este distrito, que representa casi el 37% del padrón electoral que, respecto de 2017, sumó 272.653 nuevos votantes. El candidato a presidente que gane en este distrito tendrá altas chances de convertirse en el gobernante de la nación. En la mayoría de las elecciones desde el retorno de la democracia, el partido que gobernó la provincia de Buenos Aires es el que también ha ocupado la presidencia. En las elecciones de 2015, el triunfo de la actual gobernadora María Eugenia Vidal por sobre el candidato kirchnerista Aníbal Fernández fue determinante para la consolidación de la victoria de Mauricio Macri a nivel nacional, donde la actual gobernadora obtuvo unos 466 mil votos más que Macri, que denota un corte de boleta alto. ¿Podrá repetirlo este año, dado que los distritos que más electores sumaron (La Matanza, con el 28%, Florencio Varela y Moreno, ambas con el 5%) son donde el macrismo tiene peor desempeño? La batalla promete ser pareja entre Vidal y Kicillofy como no hay balotaje, un solo voto puede facilitarle o complicar las aspiraciones de reelección de Mauricio Macri.

Notas más leídas

Macri intentó eliminarlas, después las elevó a “las elecciones más importantes de los últimos 30 años” y ahora, nuevamente, se minimizan y equiparan a la…

31 de agosto de 2019
La culpa no es de las PASO
Featured Video Play Icon

30 de agosto de 2019. Columna de Sergio Berensztein en "Vuelo de regreso" por FM Milenium.

30 de agosto de 2019
La racionalidad de las conductas egoístas en un contexto de emergencia

En un contexto grave, es necesario que haya diálogo genuino y conducente entre los principales actores políticos.   Los argentinos podemos dar fe de que…

Prudencia y moderación para alejarnos del abismo
Featured Video Play Icon

27 de agosto de 2019. Columna editorial de Sergio Berensztein en Cadena 3.

27 de agosto de 2019
Bolsonaro vs. Macron: sobre llovido, mojado