Aborto legal: un debate maduro que es la excepción y no la regla

31 de diciembre de 2020

Que la Argentina se anime a que la política indague en cuestiones complejas representa en sí mismo una buena noticia. También es positivo que la sociedad civil se involucre, que alimente el debate y otorgue a los legisladores argumentos a favor y en contra para expresar todos los matices.

Estamos acostumbrados a que la mayor parte de la producción del Congreso Nacional se caracterice por su irrelevancia. Los temas tratados no suelen coincidir con las principales demandas y preocupaciones de la ciudadanía. En este contexto, el hecho de que se debatan temas relevantes para la sociedad, aunque sean polémicos (o precisamente por ser polémicos es que deben ser discutidos en el ámbito del Congreso), es un dato significativo. Esto enriquece la comprensión de temas complejos y optimiza la respuesta que la política puede brindar en términos de instrumentos legislativos. Para eso es que existe la política.

En Argentina, estás instancias de debate político maduro, en donde los legisladores se enriquecen como resultado del involucramiento de la sociedad civil, son la excepción y no la regla. Es poco habitual que nuestro sistema político funcione de esta forma. De hecho, mientras el Senado trataba la legalización del aborto, en Diputados se votaba una nueva formula para actualizar las jubilaciones como consecuencia de un fenómeno que la política argentina viene ignorando y desatendiendo desde hace décadas: la inflación.

El financiamiento inflacionario del gasto público es dañino desde el punto de vista económico, pero peor aún es desde el punto de vista ético ya que termina afectando a los sectores de menos recursos. En este caso, los dirigentes no terminan de comprender la dimensión del problema y el daño que causa. Así como uno celebra que el Congreso debata temas complejos como la cuestión del aborto, es imprescindible condenar el hecho de que sigan postergando las soluciones de fondo para problemas estructurales que arrastra la Argentina. El Congreso es el lugar de reunión de todas las fuerzas políticas que representan a la ciudadanía y es allí donde cuestiones de esta envergadura deberían al menos ser examinadas.

 

Precisamente por las características que tiene la cuestión del aborto (un tema complejo que cruza a todo el espectro político de manera transversal) de ninguna manera se agotará con la aprobación de esta ley. La polémica va a seguir a través de canales institucionales, con presentaciones judiciales por la eventual inconstitucionalidad (algo que ya fue adelantando por algunos senadores), pero va a seguir también en la sociedad civil, porque lo que se vio ayer fue una plaza tajantemente dividida en una foto con pocos antecedentes. Que en el Congreso se debata una ley que divida a la sociedad de una forma tan marcada no ocurría desde el debate por la Resolución 125. Claramente las condiciones no son las mismas, pero representa la última referencia histórica de un parte aguas de esta magnitud: afuera del recinto había un clima de división (aunque de ninguna manera violento) que no se vivía desde aquel momento.

A su vez, mirando el impacto que ha tenido en otras sociedades, en muchos casos la polémica no se contuvo con la legalización del aborto, sino que comenzó a partir de ella. En Estados Unidos fue distinto, ya que no se produjo por una ley del Congreso, sino que se dio a través de un fallo judicial, sin embargo, sirve como punto de referencia. El caso de Roe versus Wade (a partir del cual se despenalizó el aborto en 1973) implicó un realineamiento de la política norteamericana y un nuevo rol de la religión en el sistema político, con un papel fortalecido de grupos evangelistas, cristianos y por supuesto católicos. Precisamente, tocó en ellos una fibra ética y religiosa por la que se terminaron vinculando a la cosa pública. Es decir, terminó siendo un disparador para que nuevos sectores de la sociedad civil se involucren en el debate político. Por eso, lejos de ser un punto de llegada, en la Argentina también puede ser un punto de partida.

Fuente: https://tn.com.ar/opinion/2020/12/31/aborto-legal-un-debate-maduro-que-es-la-excepcion-y-no-la-regla/

Notas más leídas

Que la Argentina se anime a que la política indague en cuestiones complejas representa en sí mismo una buena noticia. También es positivo que la…

Aborto legal: un debate maduro que es la excepción y no la regla

30 de diciembre de 2020. Columna editorial de Sergio Berensztein en Cadena 3 Noticias. Escuche el audio completo AQUÍ.

Un brindis para mostrar la tropa unificada

En su editorial de "Cada Mañana", Marcelo Longobardi junto a Sergio Berensztein repasó las principales noticias del ámbito político y económico a días de terminar…

28 de diciembre de 2020
“En la mentalidad de Cristina hacen falta controles absurdos y un intervencionismo extremo”

Sergio Berensztein dialogó con Luis Novaresio y Carlos Burgueño de la interna política dentro del Gobierno, la puja por el poder y la crisis económica.…

«Hay una avanzada radicalizadora»